Madera aceitada, calidad extrema

Madera aceitada, calidad extrema

El acabado aceitado puede ser una alternativa muy atractiva al típico barniz.  Este tipo de acabado ofrece a la madera un aspecto más natural, una gran protección, y facilita el cuidado de este tipo de suelos en una vivienda.

Mientras que un barniz crea una capa protectora sobre el suelo, el aceite penetra en la fibra de la madera rellenándola, y cristalizando dentro de ella, por lo que la endurece y mejora su resistencia tanto al desgaste como a los impactos. 

El acabado aceitado también es el más indicado para la madera en exterior, ya que un barniz se deteriorará rápidamente y perderá su capacidad de protección de la madera, mientras que el aceite que ha penetrado en la madera la protegerá frente a la acción de los agentes meteorológicos desde dentro, haciéndola también más impermeable. 

Con el uso, las partículas de aceite se van retirando de la superficie de la madera por lo que es necesario reponerlo periódicamente, lo que dificulta en cierta medida el mantenimiento necesario, pero con la ventaja de que esta aplicación de aceite puede hacerse las veces que sea necesario, sin necesidad de lijar la madera previamente, y en las zonas donde sea necesario. 

Por lo tanto, puede merecer la pena considerar la opción de utilizar un suelo de madera con acabado aceitado tanto si buscamos un aspecto muy natural de la madera como si nos preocupa el proceso de reacondicionamiento del suelo (p.ej. puede ser un problema tener que cerrar y vaciar un local público durante una semana para reacondicionar el barniz). 

Además, en Nailan, te ofrecemos la posibilidad de elegir entre diferentes aceitados de forma personalizada, proporcionando así un mejor servicio al cliente para ayudarte a conseguir exactamente aquello que buscas.

SIGUENOS EN INSTAGRAM